LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y LOS DERECHOS DE AUTOR

Se conoce como propiedad intelectual a todo el conjunto de derechos y normativas que corresponden a los autores y a otros titulares respecto a las obras y el trabajo original que crean y divulgan públicamente. Los derechos de autor son aquellos que el autor de la obra posee a través de la Ley de Propiedad Intelectual.

Este derecho está compuesto por derechos morales y derechos económicos, los primeros son los que pertenecen de manera personal al autor del trabajo, son irrenunciables y de uso exclusivo del creador. Si el autor fallece los derechos tampoco se transfieren, pero se pueden permitir determinados usos por un tercero.

Dentro del derecho moral encontramos diversos apartados como son el derecho a la paternidad que es el reconocimiento del autor como creador de su obra, el derecho de divulgación que permite al autor establecer como será divulgado su trabajo, si se hará con su nombre real o con algún pseudónimo, etc. Otros derechos serían el derecho de integridad, el derecho de modificación, el derecho de acceder al ejemplar único o el derecho de retirada.

Por otro lado, los derechos económicos son los que permiten al autor a obtener beneficio económico a través de su obra, dentro de este se encuentran derechos exclusivos que comprenden todo lo referido a reproducción, distribución, transformación y comunicación pública y los derechos de simple remuneración, que permiten cobrar por determinados usos de la obra.

En España se pueden encontrar la Propiedad Intelectual, que percibe los derechos de carácter personal y patrimonial y la Propiedad Industrial que hace referencia a la protección de patentes, los modelos de utilidad, las marcas, los nombres comerciales, etc. En los países angloparlantes utilizan el llamado copyright.

La legislación española ofrece una serie de métodos para proteger los derechos de propiedad intelectual, estos pueden ser tanto administrativos, como civiles y penales.