LA PARTICIÓN DE HERENCIAS

       

      Este concepto hay que tenerlo muy presente en el momento de mencionar un proceso de herencia y testamento. Hace referencia al reparto de bienes o la herencia en general de un fallecido a sus herederos, es decir, la parte que corresponde a cada sucesor. Lo normal es que estos herederos lo sean por vínculos naturales, aunque siempre hay excepciones, el testador puede incluir herederos en su testamento de forma implícita.

      Para llevar a cabo la partición hay que contar con herederos que estén dispuestos a aceptar su parte de la herencia, ya que algunos pueden renunciar a su parte, debido a que la herencia no solo implica bienes y derechos, sino también deudas y obligaciones. El Código Civil rige los criterios que hay que seguir para realizar una partición:

      • Los gastos comunes de todos los herederos, referentes a la herencia, se derivarán de la misma, mientras que los gastos particulares correrán a cargo del interesado.

      • Se intentará adjudicar a cada heredero bienes y derechos de igual o similar valor y naturaleza.

      • En caso de que exista algo que no se pueda dividir se le podrá adjudicar a un heredero, pero este deberá abonar el exceso al resto. Además, los otros pueden exigir que se venda en subasta pública.

      Asimismo, es destacable la existencia de varios tipos de partición:

      • La partición voluntaria es aquella que hacen los herederos de común acuerdo y firmando todos los implicados. Se formaliza a través de un documento privado, pero en caso de que consten escrituras, como la de una vivienda, es obligatorio hacer que conste ante notario.

      • La partición que se realiza a través de un contador-partidoren el testamento debe aparecer una persona que haya sido autorizada por el testador para que realice la partición de la herencia. En caso de que no conste en el testamento un juez puede nombrar a una persona para ello, conocido como contador-partidor dativo.

      • La partición judicial se lleva a cabo cuando los herederos no logran ponerse de acuerdo y el encargado de la partición será un juez, que nombrará a un perito para que efectúe el cuaderno particional con el reparto de la herencia.