ACTO DE CONCILIACIÓN LABORAL


Dentro del Derecho del Trabajo podemos encontrar apartados que se han ido modificando con el paso del tiempo como puede ser la conciliación de la vida familiar y laboral. Este concepto se empezó a utilizar cuando la sociedad atribuía el rol de sustento económico familiar al hombre y el de cuidado de la familia y el hogar a la mujer. Con los años y en la sociedad actual esto ha cambiado bastante, intercambiándose los roles en muchas de las familias

Es por ello por lo que el concepto de conciliación familiar y laboral tiene una complicada definición, pero se podría decir que es el equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar de hombres y mujeres trabajadoras con la intención de obtener igualdad de oportunidades en el sector laboral, personal y familiar

Además, la legislación establece esta conciliación como un derecho de los trabajadores. Hay que tener en cuenta los matices que puede tener este derecho, para poder llevarlo a cabo hay que llegar a un acuerdo con la empresa si este tema no se recoge en el convenio colectivo, si no se llega a ninguna solución un juez podrá valorar las necesidades de conciliación y será el que las imponga

En caso de querer solicitar un acto de conciliación, es el propio trabajador quien debe llevarlo a cabo ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de cada comunidad autónoma. Los plazos de reclamaciones son distintos en función del caso, si se trata de despidos se otorgan 20 días hábiles, por otro lado, si es para exigir algún derecho o salario el plazo aumenta hasta 1 año

Asimismo, este acto se debe celebrar ante un letrado conciliador o un funcionario del Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, acudiendo el trabajador o alguien que le represente y una figura de la empresa. Lo idóneo es que ambos representantes sean abogados, aunque no es obligatorio

Hay que tener claro que el acto de conciliación puede acabar de diferentes maneras:

  • Sin avenencia, es decir, no se llega a un acuerdo y el trabajador puede presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social.

  • Con avenencia, cuando se llega a un acuerdo entre ambas partes.

  • Intentado y sin efecto, esto hace referencia a que la empresa no se presenta en el acto, lo cual constará en el acta.

  • Y cuando el empleado no se presenta al acto, lo que deriva en el archivo del documento de conciliación.